Beam - Ópera de Oslo

La Ópera de Oslo

¿Pensando en pasar unos días de vacaciones en el extranjero? ¿Y por qué no en Oslo? La capital de Noruega es un destino ideal para los amantes de la cultura, la música, la gastronomía y la arquitectura. Hoy os presentamos la Operahuset, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, que cumplirá 10 años en 2018.

La Casa de la Ópera de Oslo, que abrió sus puertas en 2008, está situada en el epicentro de la capital de Noruega. Fue construida como una extensión de la idea de que la naturaleza noruega es gratuita y libre, donde caminar por la bella superficie de su tejado de mármol es obligatorio.

Beam - Ópera de Oslo
Ópera de Oslo. Fuente: Snøhetta

La Ópera

La Ópera de Oslo es probablemente el edificio contemporáneo más relevante de Oslo, e incluso de Noruega. Resultado de un concurso público, nace esta construcción fascinante, donde prima la buena arquitectura.

La  Ópera es fruto de un concurso internacional del año 2002 y es obra de la firma noruega Snøhetta, una de las oficinas más importantes de Noruega, que fue premiada el año 2009 con el prestigioso Premio Mies van der Rohe.

Se trata de un edificio de 38.500 m², con una capacidad de 1.350 espectadores en la sala principal, 400 asientos más en una sala más pequeña y más de 100 recintos para programas complementarios.

Beam - Ópera de Oslo
Ópera de Oslo de noche

Situación

La construcción de la Ópera y el Ballet de Oslo fue el primer paso de la transformación y desarrollo de Bjørvika, zona industrial de la capital noruega situada en la orilla de su fiordo, que pretende volver a comunicar la ciudad con su frente marítimo.

Esta zona de la ciudad estaba asociada a los usos industriales del puerto, siendo históricamente considerada el punto de encuentro de Noruega con el resto del mundo.  Bjørvika está siendo renovada como parte del proyecto de renovación urbana “Fjord City”.  ​

En 2008, el Parlamento Noruego decidió construir el Museo Munch, el Museo Stenersen y la Biblioteca Pública de Oslo en Bjørvika para convertir la zona en un nuevo centro cultural de la ciudad. En 2010 se completó el Túnel de Bjørvika y en 2012 se retiró el cruce de carreteras Bispelokket y el resto de la E18. 

En la misma zona, entre Dronning Eufemias y la Estación Central está Barcode, estructuras empresariales de color negro y blanco divididas por un espacio de 12 metros con 22 pisos de alto, que se encuentran en la calle Dronning Eufemias, cercana a las vías muertas del ferrocarril central.  Bjørvika está evolucionando rápidamente y, cuando las obras finalicen por completo en el 2025, incluirá también apartamentos, oficinas y varios parques urbanos

Beam - Ópera de Oslo
Plano de la Ópera de Oslo. Fuente: Snøhetta

“La Ópera de Oslo es probablemente el edificio contemporáneo más relevante de Oslo, e incluso de Noruega».

Concepto

Los requerimientos del lugar y el programa, así como la monumentalidad exigida al edificio público, dan lugar a un iceberg transitable, que emerge del mar, varado en el fondo de un fiordo noruego.

El edificio se ha concebido a partir de tres ideas básicas:

  • Muro ola: Por su situación en el puerto, lugar tradicional de intercambio entre Noruega y el mundo, la Ópera se presenta como el umbral entre la tierra y el mar, entre el arte y la vida cotidiana.
    Este concepto se materializa en un muro curvo, un “muro ola”, que contiene las salas de música.
  • La fábrica: Se propone que el edificio sea una gran planta para la producción y desarrollo artístico y técnico, proporcionando al mismo tiempo todos los elementos constructivos necesarios para llevar adelante este fin.
    Se ha creado una fábrica con un esquema racional y flexible. Esta flexibilidad ha resultado ser muy importante, pues en el diseño de muchas de las salas se ha trabajado en colaboración con el usuario final, lo que ha mejorado la funcionalidad de las mismas sin afectar a la arquitectura.
  • La alfombra: En las bases del concurso se establecía que el espacio de la ópera debía ser de gran calidad arquitectónica y monumental en su expresión. Para facilitar el acceso y uso a los ciudadanos, se compuso una “alfombra” en la parte superior del edificio, creando así un volumen horizontal a base de planos y pendientes transitables que permiten recorrer las cubiertas del edificio en toda su extensión, y consiguiendo que el concepto de monumentalidad sea de forma horizontal.

Materiales

Desde un comienzo fueron tres los materiales principales que conformarían el desarrollo de los espacios, la piedra blanca para la alfombra, la madera para el muro ola y el metal para la fábrica. Con el avance del proyecto se incorporó un cuarto material, el vidrio.

  • Madera: El roble fue elegido como material dominante, tanto para el “muro ola” como para el auditorio principal. La pared tiene una superficie orgánica y compleja compuesta por formas cónicas unidas que sirve de atenuador acústico para el espacio del vestíbulo. El interior, el centro está revestido con carpintería fina, aplicando los sistemas tradicionales de los constructores de barcos noruegos. También se utiliza madera de roble para los suelos, paredes y techos, así como los frentes balcón y reflectores acústicos.
  • Piedra: Se ha utilizado mármol italiano La Facciata, piedra que tiene la calidad técnica necesaria en términos de estabilidad, densidad y longevidad a la vez que conserva su brillo y color incluso cuando está mojado. La cubierta de piedras inclinadas está compuesta por 36.000 piezas encajadas.
  • Metal: Después de analizar la estética, longevidad, maleabilidad y posibilidad de obtener paneles lo más planos posibles, los arquitectos se decantaron por la utilización del aluminio. De acuerdo con las normas que rigen el desarrollo de la obra pública en Noruega, el comité encargó a los artistas Astrid Lovaas y Kirsten Wagle la colaboración con el estudio para el diseño del revestimiento de aluminio en el exterior de la caja escénica. Para otorgarles calidad visual, los paneles fueron perforados con segmentos de formas esféricas y cónicas basadas en antiguas técnicas textiles. En total se diseñaron ocho paneles diferentes que dan un efecto de cambio constante en función del ángulo, la intensidad o el color de la luz que juegue sobre ellos.
  • Vidrio: La fachada de cristal, con 15 metros de altura sobre el hall, tiene un papel dominante vista desde el sur, oeste y norte, a la vez que actúa como lámpara que ilumina las superficies externas durante la noche. La intención de los arquitectos fue diseñar una construcción de vidrio con un mínimo de columnas y marcos. La solución fue utilizar aletas de cristal, donde las fijaciones de acero se minimizan al estar intercaladas dentro de los laminados del cristal. Para evitar la tendencia de estos cristales reforzados a la tonalidad verde, perdiendo la transparencia deseada, se utilizó cristal con bajo porcentaje de hierro.

La Operahuset ha sido una de las construcciones más emblemáticas de los últimos años en la capital noruega, que junto al Museo Munch, el Museo Stenersen, la Biblioteca Pública de Oslo y el Barcode, están dando forma a la antigua zona industrial de Bjørvika, que podremos disfrutar terminada en 2025. ¡Tendremos que volver!

Beam - Ópera de Oslo
¡Jesús y María José en la Operahuset!

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo, comenta y suscríbete al blog!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *